7/4/11

ex-Angelito.








He tenido la inmensa suerte de captar el instante en el que a un angelico se le caían las alas. Se aprecia claramente como su última sonrisa, al saber que ya puede empezar a pecar, se ha hecho completamente humana.

7 comentarios:

  1. jajajaja!!!


    ¿Qué ha hecho para dejar de serlo?

    Con esa sonrisa y esos ojos bien puede tener alitas blancas esponjosas como le pueden salir cuernitos y rabo y ponerse roja roja.

    Tal y como tú la has captado, con esa luz y esa carita, se le ven las grandes alas por detrás (no te diste cuenta al clonar ¿eh?)

    Un saludín!!!!!

    ResponderEliminar
  2. qué lío de identidades!!!....

    rei soy yo: raquel: greta para según que cosas...

    Agur!!!!


    Ufff!..el palabro de confirmación: lasecte!...qué miedín!!!

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, se le ven las alas.
    Preciosas fotos, llenas de luz y sonrisas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Queridas amigas; las alas no se caen como si fuera un diente, no. Las alas cuando se caen, se van, logicamente, volando y lo que ahí veis es el ala derecha cuando inicia su vuelo, ummm que hay que explicaros todo ;-)
    Clonar yo? jeje, ...ni que fuera Ian Wilmut.

    ResponderEliminar
  5. Claro que es un demonio. Solo hay que ver como enseña los dientes :D

    ResponderEliminar
  6. Esas fotos como pelín "quemadas" de luz, dan una sensación magnífica, tanto para angelote como para diablillo, jajaja. Me gustó.

    ResponderEliminar