9/7/11

EL JACO BLANCO

Lleva más de 30 años pastando por nuestros dominios y, con todo lo voraz que es aún no se nos ha comido (ni lo hará) ...aunque, también es verdad, sí tuve amigos que han debido fertilizar ya los campos infecundos de amapolas rojas como la sangre de roja.

A Fabi, Héctor, Bernabé, etc. etc. ... que qué poquito les duró lo bueno de la mala vida (...o era lo malo de la buena vida).

4 comentarios:

  1. Bellísima foto, Julián.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Sara. Me alegra, y mucho, contar con tu presencia y tus palabras.

    Como verás, después de tu comentario he añadido otra foto, así que espero que también te guste

    Abrazo compartido... :)

    ResponderEliminar
  3. Si que es cierto, amigo Inopio, que el jaco ha galopado por mucha sangre, arrancando cual brotes de hierba vidas enteras. Si mereció la pena o no la cabalgada, es algo que nunca sabremos. Solo podremos intuirlo de forma muy personal. Lo que es indiscutible es que los que seguimos por aquí sin cabalgar, echaremos de menos a aquellos que nos dejaron subidos a un caballo

    ResponderEliminar
  4. ... por el finisterrae sufrís mucho más las consecuencias de ilegalización de las drogas; sus mafias, su adulteración, su muerte...

    ResponderEliminar