25/11/11

Vídeo Promo V Semana de la Memoria Histórica





Enlace al vídeo promocional con fotos que les he hecho a la Asociación "Recuerdo y Dignidad"que esta semana celebran en Soria  la V Semana de la Memoria Histórica y los Derechos Humanos

Por cierto, gracias a vosotros, hoy -que ha caído la primera helada del otoño-, este blog llega a las 20.000 visitas.
¡Muchas gracias compadres por vuestros clics!

15/11/11

Mis paraísos perdidos. El albergue de Piqueras









Todos los niños tienen un paraíso aunque, en mi caso, tuve dos; uno era para el invierno y el otro para el verano.  El primero lo encontré a los 3 años, aunque no lo descubrí hasta algún tiempo después, momento en que me asalta su primer recuerdo. Entonces contaba 5 ó 6 años y el paraíso estaba en el Puerto de Piqueras y lo llamaban "el Cabezo"; era una inmensa montaña empinada …-la más alta del mundo- que los domingos subíamos andando para bajarla después esquiando. Por entonces el único refugio que teníamos era el autobús que nos subía, un Barreiros destartalado -y guiado por un adorador del anís que siempre nos condujo de regreso a casa-, hasta que construyeron un impresionante albergue de piedra a sus pies, con habitaciones, bar, restaurante con macarrones y una enorme chimenea que sempiternamente estaba repicando. Fue también por aquel entonces cuando, con un viejo motor de un camión Wolsvagen diesel que pusieron casi en la misma cima del Cabezo, y un cable de acero, hicimos (hicieron) un tele-arrastre para evitarnos las interminables y frías caminatas. A partir de ahí, y sobre todo durante esas vacaciones de navidad o semana santa que dormíamos en el propio albergue, uno era el niño más feliz del mundo sin saberlo y, mucho menos, sin adivinar cual sería su esquelético fin. 

11/11/11

Bocatto di cardinale pagano


Acorde con la fecha, puedo asegurar que fue una de esas "representaciones" mágicas la propuesta que nos regaló a todos mi queridísmo Luis -junto a Macaya, guitarrista de los Deltonos- la otra noche en el Boulevard. Cercana, auténtica, transgresora y hasta melancólica sonó la desgarrada voz del Auserón. Y como delicada, o fina, o eterna y misteriosa lo hizo la guitarra de Fernando.

Así que gracias a los dos y a... Aurora, que a ella también le toca, independientemente de ese escenario tan coolpastel de medio-oeste que nos montó. Dobles gracias a los tres.

...Y menos mal que después me escape justo a tiempo, porque la veía venir :P

Como es costrumbre, pinchando sobre el nombre te lleva a algún lao.