20/10/12

La Pleurotus Eryngii





El otoño es lo que tiene, muchas setas, o por lo menos muchas clases de setas. Ahora está de moda el boletus, que aparece en todo tipo de platos, quizá demasiados, o los níscalos botón a la plancha, que son todo un manjar, pero la más buscada y recóndita, la que mejor se mimetiza, la reina de todas las setas sigue siendo la de Cardo. Ayer fuimos a su encuentro y en menos de dos horas pillamos tres kilos largos. Sanotas, limpitas y muy sabrosas.
Fue el sueño de todo setero.

Por cierto, esta foto es de una receta improvisada: Seta de cardo, papada de cerdo -cortada muy fina y ya algo tostada-, pimentón picante de la Vera, un diente de ajo y a la sartén.

Salió del carajo.

6 comentarios:

  1. En Catalunya hay devoción por el níscalo, rovellón. Ahora ponen una tasa para boletaires(seteros). Seguro que tu guiso estaba bien bueno, porque llega un aroma de tierra en otoño que hace imposible inhibirse del placer de los olores de la madre tierra en Otoño.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De aquí salen miles de kilos del Rovellones camino de Mercabarna y, hasta hace poco, era el patito feo de estos pinares. ¡Pa´que veas!
      Saludos amiga.

      Eliminar
  2. ¡Qué buena pinta!
    Imagino esa ingesta con el Ribera del Duero, una más que buena compañía que hará de la sobremesa una delicia, y para una buena digestión, esos Gin Tonic que solo tu sabes confeccionar.
    Un otoñal abrazo.

    ResponderEliminar