Sombras y barandas







No siempre la altura del escalón
dependió del ángulo
que quiso tomar el sol.


Comentarios

  1. La baranda hacia arriba, en blanco y negro, como los sueños de posguerra. Como las pesadillas del miedo. Pero arriba, bajo el cielo nublado, asomarán las luces. Al final de la escalera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Precioso texto amiga, como es costumbre en ti. Y perdona mi retraso en contestar, como empieza a ser costumbre en mí. Trataré de enmendarme.
    Pero insisto; precioso texto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POLÍTICA CUÁNTICA. Si Franco hubiera ganado la guerra...

Siluetas que son nombres

Los 10 de Barcones